Recomiendo

¿NACEMOS RACISTAS?

“Es más fácil desintegrar un átomo que un prejuicio”

Albert Einstein

 

Os invito a dos cosas:

La primera, echar un ojo al siguiente enlace, en dónde encontraremos niños señalando, qué muñeco entre uno blanco y uno negro, es “bueno”, “malo”, “feo”…

Además, a mi me ha chocado mucho una cosa. Cuándo lo veas, deja un comentario con lo qué más te haya impactado a ti. Y os comparto mi opinión.

https://www.youtube.com/watch?v=qGDvt4yKTiM

Y la segunda, si tienes la oportunidad.

¡Haz tu propio experimento!

¿Realmente los niños piensan así? ¿O es la sociedad, que de manera indirecta, establece lo negro como algo “malo” o “feo”?

 

Sobre el autor

lara.gomez1

4 Comentarios

  • Es impactante lo visto en este vídeo, no quiero decir nada para que la gente lo vea porque de verdad merece la pena. Lo que sí que quiero decir, es que aunque duela, esta es la cruda realidad y (afortunadamente cada vez menos) se ven casos racistas a menudo en destrezas como la política, el deporte…

    • Gracias Miguel por comentar. Es verdad, que por suerte, cada vez este prejuicio va desapareciendo, aunque todavía nos queda mucho por cambiar.

  • En relación con tu entrada Lara, al igual que a ti me ha sorprendido mucho el vídeo que has propuesto. Es un interesante experimento. Además, este cuatrimestre tuvimos la oportunidad de visualizarlo en clase.

    A día de hoy, es un hecho que sigue existiendo racismo, incluso en los centros educativos. Pero creo fundamentalmente que si los niños piensan así es en base a los ideales que se les inculcan, ya sea por la sociedad en general, entorno familiar o la propia escuela. Y como docentes, nos es necesario educar en valores. Valores como el respeto, tolerancia, diversidad cultural o empatía. No existen razas “buenas” ni “malas” como tampoco personas “bonitas” o “feas” según su origen.

    • Comparto totalmente ese aspecto, en el que debemos de inculcar que lo bueno o malo, no es de ningún color, que somos todos personas, y que el color de piel no nos define. Muchas gracias por compartir tu opinión, Andrea.

Dejar un Comentario