Buenas prácticas Debate Sin categoría

La Divulgación Científica y Punset

Escrito por David D. Bermúdez

Recientemente ha fallecido Eduard Punset. Sin duda una persona muy interesante, amable, soñadora y digna de respeto por parte de la sociedad española. Dudo que exista una persona mayor de edad que no supiera quién era o que no hubiese visto en televisión algún fragmento de su programa Redes, que empezó a emitirse en 1996.

Me parece muy positivo que se haga aquí un homenaje a la figura de Punset como el que ha hecho recientemente Clara, pero es importante centrarse en qué representaba y qué no representaba la figura de Punset. Me ha motivado especialmente a escribir esta entrada la frase: “murió uno de los grandes científicos españoles”.

Punset ha sido muchas cosas en su vida, pero jamás ha sido un científico. Esto no es un insulto, es simplemente un hecho. Es importante tener las cosas claras en este tema y si consultáis la Wikipedia podréis ver cómo dicen de él: “…fue un jurista, escritor, economista, político y divulgador científico español.”
Punset se licenció en DERECHO. Nunca fue científico. La vida y su esfuerzo le llevaron a ser uno de los más importantes “Divulgadores científicos” de España, lo cual no es nada fácil.

Ser divulgador científico no es lo mismo que ser científico. Ser divulgador científico es una labor importantísima y muy necesaria en la sociedad, ya que los divulgadores son el medio más eficaz para que el saber y el conocimiento científico pueda llegar a los ciudadanos que nada tienen que ver con la comunidad científica.

Los textos científicos suelen ser muy complicados para quien no está metido en su estudio y es necesario que existan “traductores” de dichos textos para que los ciudadanos, con cuyos impuestos se suelen financiar las investigaciones, puedan ser conscientes de la importancia de la ciencia y la necesidad de políticas científicas que no menosprecien el conocimiento científico ni a los investigadores.

Desgraciadamente hay muy pocos divulgadores científicos de nivel. La mayoría de los periodistas que se dedican a ello no conocen la ciencia, ni saben diferenciarla de pseudociencias y otras supersticiones que están calando profundamente en la sociedad actual. No es casualidad que estén proliferando los movimientos antivacunas, la homeopatía y los terraplanistas en pleno siglo XXI.

El divulgador científico ideal debería ser una persona con formación científica (cualquier carrera de Ciencias Experimentales o Exactas), que tuviese alguna trayectoria investigadora reseñable y que además tuviese formación de periodismo (Máster o Grado). Punset tampoco era periodista, pero era un buen comunicador, sabía ser cercano y llegar a la gente. Hablaba con respeto y con entusiasmo de aquello que le fascinaba, y probablemente eso hacía que pudiera transmitir ese entusiasmo necesario a muchas personas, que de otro modo jamás hubiesen prestado atención a un programa de divulgación científica, como era su Redes de televisión española.

Dicho todo esto, hay que ser conscientes de que nunca es oro todo lo que reluce. La gente que sabe de verdad de ciencia puede no apreciar la simplificación excesiva que se hace en muchas ocasiones durante el proceso de divulgación. En otras ocasiones puede molestar el que se considere “ciencia” a todo estudio que pretende ser científico pero que carece de una metodología rigurosa para poder ser calificado de tal modo. Probablemente nunca os lo habéis planteado, pero si alguien que no sabe de ciencia se pone a ver un programa de divulgación científica donde le están hablando de cosas tan dispares como un acelerador de partículas, las inteligencias múltiples y los últimos avances en genética… es inevitable que cuando finalice el programa crea que todo lo que ha visto tiene el mismo carácter científico, con igual replicabilidad y posibilidad de verificar resultados.

Como ejemplo de este tipo de argumentación menos complaciente sobre Punset os dejo aquí el siguiente link al portal de Naukas: https://naukas.com/2011/05/09/carlos-elias-opina-sobre-punset-ciencia-y-television/ , donde podréis encontrar parte de las opiniones de Carlos Elías sobre Punset:

“Soy crítico con el programa de Punset [Redes]. Creo que Punset tiene un gran problema y es que no entiende la ciencia. Y por tanto se desvía muy fácilmente hacia la seudociencia. Es una persona que no ha tenido la cortesía de estudiar un poco de ciencia para presentar un programa de ciencia. En Redes muchas veces se roza el esoterismo y la seudociencia. Ha sido muy criticado y es muy criticado dentro de la comunidad científica. Me parece duro que un medio público, como es La2 de TVE, y financiado con dinero público, haga un programa que no tenga una visión clara de la diferencia entre ciencia y seudociencia. Es un peligro. […]” (Carlos Elías, Revista Métode, 2011).

La entrevista original está en catalán y si a alguien le interesa consultarla puede leerla aquí: https://metode.cat/revistes-metode/entrevista/carlos-elias.html

Para terminar, recordad que no hay que dejar de ser críticos nunca y siempre hay que recordar que en la vida no es todo blanco o negro. ¿Algo de mala ciencia en televisión contrarrestaba los minutos de buena ciencia también emitidos? ¿Son tan grandes los beneficios para la sociedad que superan con creces la desinformación o confusión que se pueda generar? ¿Es realmente necesaria la pseudociencia que vende mucho para que los buenos científicos que no venden tanto también puedan salir en televisión?

En cualquier caso, y dicho todo lo dicho, estoy seguro de que con más gente como él todo funcionaría mejor en este país. La muerte de Punset supone una gran pérdida para la sociedad española y para la televisión pública.

 

 

Sobre el autor

David D. Bermúdez

Dejar un Comentario